Inicio > QUERATOCONJUNTIVITIS SECA (QCS), VIDEOS > QUERATOCONJUNTIVITIS SECA (QCS)

QUERATOCONJUNTIVITIS SECA (QCS)

QUERATOCONJUNTIVITIS SECA

La deficiencia de lágrima es una de las principales causas de conjuntivitis recurrentes en perros.

Síntomas:

Son animales con presencia permanente de legañas mucosas o mucopurulentas (verde- amarillas) de consistencia pegajosa y aunque se limpien con frecuencia reaparecen al poco tiempo. Al observar el ojo se muestra enrojecido y, a veces, las cornea se observa opaca o sin brillo.

El propietario puede notar además de la presencia de legaña y la irritación ocular, pérdida de visión secundaria a la presencia de pigmento, vascularización y edema. Esta falta de visión puede ser revertida si el proceso no está muy avanzado, pero esta recuperación puede tardar meses (e incluso años)

Normalmente han pasado por varios tratamientos para la conjuntivitis y responden muy bien mientras se está administrando, pero desde que se suspende reaparecen los síntomas.

Los problemas de sequedad ocular son causados por una disminución en la cantidad de lágrima, (porción acuosa de la lágrima, la más frecuente) o en la calidad de la lágrima (falta de adherencia de la lágrima a la córnea o estabilidad de la película lagrimal, menos frecuente) pero la sintomatología es muy similar, no así el diagnóstico y el tratamiento, que en el último caso es más complicado.

Hay razas con predisposición a padecer QCS como podrían ser:

– West Hithland White Terrier (sobre todo hembras esterilizadas)
– Cocker Spaniel
– Bulldog inglés
– Schnauzer
– Pequinés
– Shitzu
– Lapsa Apso
– Yorshire terrier
– Carlino
– Otras razas

Determinadas enfermedades pueden causar QCS canina:

– Hipotiroidismo
– Enfermedad de Cushing
– Diabetes
– Enfermedades autoinmunes
– Atopia
– Enfermedades seborreicas
– Xerostomía generalizada
– Problemas hormonales tras la castración
– Enfermedades virales (moquillo por ejemplo
– Problemas del nervio facial
– Exéresis de la glándula de la membrana nictitante tras prolapso

El uso de determinados medicamentos pueden causar disminución de la cantidad de lágrima y empeorar el proceso (atropina, sulfonamidas, anestésicos, etc…)

Diagnóstico:

El estudio de la cantidad de lágrima producida, mediante el Test de Schimer I / II (se introduce un trocito de papel con escala durante un minuto en el saco conjuntival inferior y nos indica la cantidad de lágrima producida en ese tiempo, es un procedimiento totalmente indoloro) y la estabilidad de la película lagrimal nos permite conocer la gravedad del proceso.

Las tinciones vitales (fluoresceína y rosa de bengala) nos indican las zonas corneales dañadas (queratitis) que pudieran estar causando dolor o malestar ocular.

Pronóstico:


Dependiendo de la causa y cronicidad del proceso tendremos mejor o peor pronóstico, las QCS con gran cantidad de pigmento corneal tienen un pronóstico reservado, pudiendo mejorar las condiciones generales del ojo pero pudiendo persistir el pigmento y en consecuencia la ceguera.
El tratamiento en todos los casos es de por vida, y bajo ningún concepto se podrá eliminar sin consentimiento veterinario.

Tratamiento:

Los fármacos usados están destinados a aumentar la cantidad de lágrima producida, lubricantescorneales, antibioterapia en caso necesario y corrección de los problemas asociados a la queratoconjuntivitis (úlceras, pigmento, vascularización, etc) así como mejorar as enfermedades sistémicas en caso de que estén presentes.

La queratoconjuntivitis seca en una enfermedad crónica que se ha de tratar de por vida, dejar de usar los fármacos oculares hará que la sintomatología reaparezca, en algunos casos, incluso con mayor gravedad.

IMÁGENES QCS CANINA:

Imágen de una perra con QCS bilateral secundaria a hipotiroidismo

Imágen de un ojo con QCS con edema y vascularización corneal en un cocker spaniel inglés

Aspecto típico de legañas mucosas, secundarias a QCS, en un perro mestizo (observese también el pigmento corneal)

Vídeo de un caso de un Golden Retriever adulto referido al Servicio de Oftalmología Veterinaria por su veterinario habitual debido a úlcera resistente al tratamiento y empeoramiento rápido del ojo. Se observa descematocele (úlcera profunda), vascularización y edema corneal completo, 0 mm/min en el test de Schimer del ojo afectado (QCS), sequedad y mucosidad purulenta por fosa nasal homolateral. Historia de trauma facial antes del inicio del cuadro. Se procede a tratamiento quirúrgico y médico y aquí se exponen los resultados de este descematocele secundario a QCS por lesión del nervio facial.

Raquel R. Udiz

LINKS INTERESANTES SOBRE QCS:
http://www.seleccionesveterinarias.com/articulos/art4_3.htm
http://www.vet-uy.com/articulos/artic_can/100/0077/can0077.htm

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: