Inicio > CATARATA: HABLEMOS DEL QUIRÓFANO > CATARATAS: HABLEMOS DEL QUIRÓFANO

CATARATAS: HABLEMOS DEL QUIRÓFANO

CIRUGÍA DE CATARATAS
¿Cuándo se debe operar de catarata?
La presencia de catarata no siempre conlleva una pérdida importante de visión. Pequeñas opacidades localizadas no tienen porque producir problemas visuales. Hay animales que mantienen estas opacidades sin evolución durante años sin problemas asociados. Para controlar la evolución de las cataratas se recomiendan revisiones al menos cada 6 meses.
Se recomienda la cirugía en animales con cataratas y disminución de la visión o ciegos y en animales con cataratas progresivas que desarrollarán falta de visión de forma inminente.

¿Qué especies de animales se pueden operar de cataratas?

Hay muchas especies animales que pueden operarse de cataratas pero las más comunes son:
– Perros
– Gatos
– Conejos
– Caballos
– Otras especies exóticas, pero menos comunes: hurones, cobayas, aves…

Cataratas bilaterales perro

Catarata caballo

Catarata cobaya

Catarata bilateral gato

¿Todos los animales son candidatos a la cirugía de cataratas?

IMPORTANTE: No todos los animales son candidatos a cirugía de catarata y se debe realizar un estudio oftalmológico completo y examen general para determinar la idoneidad de los candidados.

Es fundamental entender que hay animales que no se pueden operar, esta idoneidad la establecerá el especialista tras realizar los estudios pertinentes.

¿Qué animales no son idóneos para esta cirugía?

Perro agresivo

– Cardiópatas descompensados con alto riesgo anestésico.
– Enfermedades renales, hepáticas que puedan complicar la anestesia.
– Diabéticos descompensados (primero se debe regular la glucemia, esterilizar a las hembras y estabilizar el organismo, tras esto se puede reevaluar la catarata y decidir la idoneidad)
– Uveítis muy graves (salvo las uveítis inducida por el cristalino)
– Glaucomas o hipertensión ocular (controlar el glaucoma con terapia y cirugía es fundamental antes de operar una catarata, a no ser que el glaucoma esté producido directamente por acción del cristalino como sería el caso de las luxaciones. En caso de animales con hipertensión se recomienda estudio completo oftalmológico incluyendo gonioscopia)
– Afecciones oculares asociadas (Los animales con QCS deben ser sometidos a controles estrictos ya que la patología corneal asociada a la falta de lágrima puede producir graves consecuencias….Otras afecciones oculares incluyen patologías palpebrales, patologías corneales, patologías del ángulo iridocorneal, patologías uveales, afecciones del fondo de ojo, etc…)
– Patología de fondo de ojo asociada: la presencia de atrofia, desprendimientos, hemorragias, etc… que afecten a la retina o al nervio óptico pueden producir ceguera y cataratas de forma secundarias, en estos casos, aún operando la opacidad del cristalino, persistirá la ceguera. Hay ocasiones en las que se debe operar la catarata, aún existiendo patología del segmento posterior, si el cristalino es causante de patología secundaria (por ejemplo uveítis inducida por cristalino, luxaciones…)
– Animales con otitis crónicas (no es una contraindicación para evitar la cirugía pero son animales que suelen tener complicaciones graves debido a sus sacudidas de cabeza)
– Infecciones graves de boca (no es una contraindicación directa para evitar la cirugía, pero antes de una cirugía de cataratas se debe realizar una limpieza de boca, extracciones de las piezas dentales necesarias y tratamiento antibiótico profiláctico)
– Animales muy agresivos o agresivos, difíciles de manejar y medicar.
– Animales muy nerviosos, ladradores…. Se pueden operar pero requieren, en muchas ocasiones, de uso de tranquilizantes, etc… para evitar complicaciones graves como desprendimiento de retina, hemorragias, etc… (son animales con posibilidades de complicaciones postquirúrgicas debido a su gran actividad justo tras la cirugía)

¿Qué técnica quirúrgica se utiliza?
Nos encontramos con distintas opciones a la hora de abordar una catarata. La opción quirúrgica más adecuada dependerá de factores como por ejemplo la madurez de la catarata o presencia de luxaciones o subluxaciones de cristalino.
Las técnicas utilizadas habitualmente son:
– Facoemulsificación (técnica de primera elección)
– Extracción a cielo abierto
Cada técnica es diferente pero ambas tienen en común el uso de microscopio quirúrgico y material de microcirugía.

Material de microcirugía

Facoemulsificación:
Éste es el método de elección en la actualidad para realizar cirugía de cataratas ya que sus complicaciones son mucho menores que en la técnica de “a cielo abierto”.
Para poder realizar esta técnica se requiere un facoemulsificador, un aparato que romperá el cristalino y lo eliminará del interior del ojo gracias a su efecto de ultrasonidos junto con un sistema de irrigación y aspiración.

Aparato de facoemulsificación

La técnica consiste en eliminar la catarata por medio de una pequeña incisión practicada en un lateral de la córnea (junto al limbo).

– La incisión principal (1) suele estar comprendida entre 2.8 mm a los 3.2 mm y la accesoria (2) de tamañoalgo mayor que una aguja.
– Para mantener el tono del ojo se utilizan viscoelásticos e irrigación permanente de suero.
– Por la incisión 1 se introduce una pinza que nos ayudará a abrir una ventana en la cápsula anterior del cristalino y nos dará acceso al interior del cristalino (previamente podemos hacer uso de un colorante azul para teñir la cápsula y verla mejor).
– Se realiza hidrodisección (inyectamos suero dentro del cristalino para separar bien la cápsula del núcleo y facilitar su eliminación)
– Introducimos la punta del facoemulsificador por la incisión 1. Con ella se “rompe” la catarata por acción de los ultrasonidos. Gracias a la acción de irrigación/ aspiración se va eliminando el contenido del cristalino opacificado hasta dejar completamente transparente las cápsulas anterior y posterior. La incisión 2 nos sirve para introducir accesorios que nos ayudarán a movilizar el cristalino y facilitar este trabajo.
– Una vez terminado este paso pulimos las cápsulas y eliminamos todos los restos de cristalino y se coloca una lente intraocular en el sulco que queda entre cápsula anterior y posterior.
– Se finaliza todo hidratando la herida y suturando la zona en caso necesario.

Imagen intraquirúrgica de cirugía catarata con facoemulsificador

“A cielo abierto”
En este caso la técnica no requiere el uso de un aparato específico sino que consiste en practicar una incisión corneal mayor por la que se saca el cristalino completamente. La incisión debe ser tan amplia como el tamaño del cristalino y requiere de varios puntos de sutura para concluir la cirugía. No se usan ultrasonidos sino que el cristalino se elimina con ayuda de asas de cristalino, empujándolo desde su posición hacia la periferia para extraerlo completamente.
Esta técnica tiene más inconvenientes que la anterior y no es la técnica de elección sino que se usa en caso de cataratas muy específicas.

Imagen intraquirúrgica de la técnica “a cielo abierto”

Postquirúrgico:
Tras la cirugía de cataratas el animal debe permanecer en reposo haciendo uso de collar isabelino.
La aplicación de colirios y medicación vía oral es muy frecuente al inicio del postquirúrgico y se irá espaciando conforme avance el tiempo.
Normalmente se inicia el tratamiento con aplicación tópica de colirios cada 2 horas durante 48 horas y luego se irá espaciando el tiempo de aplicación. La medicación vía oral suele ser para administrar antibióticos y antiinflamatorios, que se realizarán cada 8- 12 horas durante periodos de tiempo variables.
Hay animales que requieren tratamiento de por vida.
El cabezal se mantiene durante un periodo de 7-10 días, pero todo depende de la técnica utilizada y las características del animal.
Las revisiones oftalmológicas, si no hay complicaciones, serán:
– 24 horas (al día siguiente)
– 48 horas (2 días)
– 72 horas (3 días)
– 7 días
– 2 semanas
– 1 mes
– 3 meses
– 6 meses

El uso de cabezal es fundamental

Complicaciones postquirúrgicas:
Complicaciones tempranas:
– Dehiscencia de la sutura
– Ulceraciones corneales
– Edema corneal y problemas endoteliales
– Astigmatismo inducido por la cirugía corneal
– Hipertensión ocular
– Hifema (presencia de sangre en cámara anterior)
– Uveítis
– Endoftalmitis
Complicaciones tardías:
– Endoftalmitis
– Opacificaciones en cápsula posterior (complicación tardía)
– Luxación o descentración de la LIO (lente intraocular)
– Glaucoma
– Desprendimiento de retina
– Abscesos corneales
– Quistes de inclusión corneal
Veterinary Ophthalmology Kirk N. Gelatt, Volume 2, Surgery of the canine lens

Las automutilaciones son otra de las complicaciones más frecuentes tras la cirugía de catarata.
Aproximadamente un 10-20% de los operados desarrollarán complicaciones postquirúrgicas como inflamaciones, adherencias, elevación de la presión, opacidades corneales, opacidades de cápsula posterior, desprendimiento de retina y automutilaciones.
Si hay enfermedades oculares preexistentes las probabilidades de que existan complicaciones aumenta considerablemente, por ello es de vital importancia controlar la existencia de patologías previas.

Cualquier duda que tengas sobre la cirugía debes consultarla con tu veterinario, es de vital importancia entender todo correctamente para conseguir unos buenos resultados en el postquirúrgico.

R. R. Udiz
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: