Inicio > PERFORACIONES CORNEALES: ARAÑAZOS DE GATO > PERFORACIONES CORNEALES: LOS ARAÑAZOS DE GATO

PERFORACIONES CORNEALES: LOS ARAÑAZOS DE GATO

PERFORACIONES CORNEALES: LOS ARAÑAZOS DE GATO

Las perforaciones oculares son siempre una urgencia oftalmológica y deben ser evaluadas por un especialista lo antes posible.

Las causas de la rotura o perforación ocular son variadas pero, sin duda, las principales causas en animales domésticos son los traumatismos directos sobre la córnea debido a arañazos de gato, vegetación, espinas/astillas que se clavan, úlceras profundas que evolucionan hasta perforar, etc…

En todos los casos existe una salida al exterior del contenido intraocular. Dependiendo del tamaño, forma y tipo de herida corneal tendremos pérdidas más o menos graves. En casos menos graves hay salida de humor acuoso (contenido líquido del la cámara anterior) con formación de un tapón de fibrina y en los casos más graves (traumas muy graves como por ejemplo accidentes de tráfico, disparos…) salida incluso del cristalino, iris y pérdida de sustancia (ojo no reparable).

En este apartado hablaremos de las heridas corneales por arañazos de gato

Los arañazos de gato son simpre traidores y aunque la apariencia del ojo no sea mala puede haber sorpresas.

Una uña puede entrar y salir del ojo sin causar un gran daño aparente (la herida de la córnea es tan fina que se cierra al salir la uña) pero puede causar daños intraoculares graves (rotura de cristalino, infección intraocular, uveítis severa) o incluso abrirse varios días despúes. Por ello es de vital importancia consultar con un especialista cuando ha existido una pelea con un felino y alguno de los ojos ha sido alcanzado ya que el tratamiento precoz puede salvar la visión y el ojo dañado.

CASO 1:

Herida corneal causada por un gato hace bastantes días. No hay úlcera evidente y sólo queda una cicatriz corneal. El animal muestra dolor a la exploración y legañas purulentas. La lesión corneal está cicatrizada pero hay uveítis, infección intraocular y catarata secundaria a rotura de cristalino. Se instauera tratamiento para controlar el proceso y evitar pérdida del ojo. La catarata requerirá de cirugía.

CASO 2:

Herida corneal sufrida hace unas horas por arañazo de gato. El animal presenta dolor importante y salida humor acuoso, algo de sangre y fibrina. Se instaura tratamiento conservador. En algunos casos no es necesario el quirófano pero este punto lo determinará siempre el especialista. Fundamental el tratamiento para evitar infecciones, la inflamación y visitas frecuentes en busca de empeoramiento de la herida. Hay una premisa importante: Nunca debemos causar más daño que el que ha causado el mismo traumatismo, debemos de ser conservadores en la medida de lo posible.

CASO 3:

Herida corneal lateral con salida de iris causada por arañazo de gato unos días antes. Los días antes el iris estaba en su sitio pero la herida se ha abierto y ha dejado exteriorizar el iris. La apariencia de la herida no es grave pero se trata de una urgencia oftalmológica que require cirugía para reponer el iris en su sitio y cerrar la herida mediante suturas corneales.

Vista intraoperatoria de la herida corneal anterior una vez repuesto el iris en su sitio. Véase el gran alcance de la lesión (herida corneal grande)

CASO 4:

Herida corneal causada por arañazo de gato hace unas horas. Hay exteriorización del iris y un gran tapón de fibrina. Esto es una urgencia oftalmológica y requiere de quirófano. Fundamental evitar los posibles autotraumatismos o lesiones yatrogénicas (causadas por nuestra manipulación) antes de proceder a la entrada a cirugía (collar isabelino, evitar estrés, no presión en el cuello…).

Una vez eliminado el tapón de fibrina y repuesto el iris se procede a suturar la córnea y comprobar que la cámara anterior está estanca y se mantendrá estable (burbuja de aire). Las suturas corneales son muy finas y requieren de instrumental de microcirugía y microscopio quirúrgico.
En este caso de procede a realizar un colgajo de conjuntiva pediculado para dar mayor sostén a la córnea lesionada. Este pedículo también nutre de vasos a la córnea y facilita su cicatrización.
PARA TODOS LOS CASOS:
Todas las lesiones corneales requieren de tratamiento médico y de collar isabelino (fundamental para evitar los autotraumatismos). Las lesiones por arañazo de gato son heridas sucias que requieren de antibióticos sistémicos (vía oral o inyectables) además de los locales en el/los ojo/s afectados/s. El tratamiento antiinflamatorio o la aplicación de otra medicación depende de cada caso y será el especialista el reponsable de instaurar el tratamiento más adecuando para cada caso.
Los cuidados en casa, además de la aplicación de la medicación, será la limpieza cuidadosa del ojo/s operado/s con suero RL o agua mineral ayudándonos de una gasa o papel de cocina húmedo. Controlar el estrés del animal, vigilar posibles cambios en el aspecto de la herida o del ojo y fundamental evitar que el animal se quite el cabezal y que permanezca con él las 24 horas del día.
El alta o la eliminación de los puntos, colgajos, etc… dependerán de la lesión, pero puede ir desde los 7 días hasta varios meses después del accidente.
Raquel R. Udiz
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: