Inicio > EPÍFORA CANINA: LAGRIMEO EXCESIVO > RECOMENDACIONES PARA PERROS CON EPÍFORA

RECOMENDACIONES PARA PERROS CON EPÍFORA

Si nuestra mascota padece epifora podemos acudir al veterinario para que establezca la causa del lagrimeo y nos proponga el mejor tratamiento dependiendo de la etiología (tratamiento médico o quirúrgico)

Para el mantenimiento de los ojos y pelaje periocular en animales con epifora leve podemos recurrir a sencillos procedimientos que mejoren el aspecto y minimizar los síntomas:

– Limpieza diaria del pelaje con productos específicos para la higiene periocular (hay productos específicos que disminuyen el color oscuro del pelo)
– Cepillado suave con peine de púas juntas y no traumáticas para redireccionar el pelo (cuidado con lastimar esta zona tan delicada, hay peines específicos para esta zona corporal).
– En animales con pelos muy largos puede ser de utilidad peinar y hacer una coleta en la zona superior de la cabeza incluyendo los pelos largos que nacen en la zona superior y entre los ojos para evitar que éstos se introduzcan dentro y los irriten.

Los animales que ya tienen la zona periocular muy oscurecida pueden requerir de tratamientos algo más intensivos para mejorar el aspecto y debe ser establecido por un veterinario.

Imagen antes y después del tratamiento para mejorar en oscurecimiento del pelaje periocular

Si su mascota padece epífora por problemas en los conductos lagrimales el veterinario puede recurrir a sondar los conductos y hacer un “Flushing” para intentar abrir el canal, esta técnica sólo será útil de hay obstrucciones de tipo infamatorio o por cuerpo extraño (piedrecillas, vegetales…) pero no solucionará un problema debido a problemas anatómicos o congénitos.

Si su mascota padece de obstrucciones de los conductos lagrimales por cuerpos extraños de forma frecuente evite las zonas con arena, tierra, espigas sobre todo en momentos con mucho viento y no deje que su mascota se meta entre matorrales y de arrastre por el suelo levantando polvo. Puede hacer uso de gafas protectoras para minimizar la entrada de este material en los ojos. El lavado ocular puede ayudar a eliminar materiales no deseados del interior de los ojos pero es necesario usar suero fisiológico abundantemente.

Si el problema es grave y aparacen heridas en la piel secundarias al lagrimeo debe acudir a su veterinario para que trate el problema de los ojos y piel conjuntamente.

Muchas causas de epífora requieren de tratamiento quirúrgico a parte del médico para solventar el problema, sobre todo si la base del mismo es palpebral o del sistema lagrimal, consulte a su veterinario.

Raquel R. Udiz

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: