MELANOSIS Y MELANOMA DIFUSO DE IRIS EN GATOS

En este artículo hablaremos sobre la melanosis (benigno) y el melanoma difuso de iris (maligno). Comentaremos ambos procesos juntos ya que se pueden confundir o malignizar.

Gato con melanoma difuso de iris afectando ojo derecho

La melanosis / nevo de iris son procesos no malignos que se observan en el iris de los gatos como focos de hiperpigmentación únicos o múliples que no causan sintomatología ni afectan a estructuras intraoculares. Normalmente estos focos no protuyen sobre la superficie del iris y se muestran como “lunares”. El principal problema de las melanosis de iris radica en diferenciarlas de los melanomas difusos de iris en fases tempranas.

Nevus múltiples en un gato anciano

Cuando una melanosis cambia, afecta estructuras intraoculares, etc… puede estar indicando otro diagnóstico no tan benigno, en los casos de cambios radicales del color del iris, protuberancias en el iris, afección del ángulo iridocorneal, glaucoma secundario, etc. podemos estar ante un melanoma difuso de iris.

Melanoma difuso de iris en fase inicial (únicamente afecta a movilidad pupilar y ligero aumento del espesor del iris)

La paracentesis ocular puede aportar más datos en el diagnóstico de la melanosis/ melanoma felino pero los resultados no siempre son definitivos.
No todos los cambios del color en el iris indican melanosis/ melanomas. Las uveítis también causan cambios de color y su tratamiento difiere enormemente de los procesos antes mencionados.
Las melanosis no requieren tratamiento y únicamente se recomienda realizar controles frecuentes con el fin de detectar posibles cambios anatómicos que indiquen malignidad.
Los melanomas difusos requieren de tratamiento agresivo, enucleación del ojo afectado. El momento de la enucleación es algo controvertido ya que hay melanomas presentes en ojos completamente funcionales. La edad, tiempo de afección, sintomatología ocular, tipo de evolución, presencia de glaucoma, extensión, etc… pueden ayudarnos a decidir el momento de la enucleación.
Los melanomas hacen metástasis con relativa facilidad y deben ser vigilados de cerca para controlar posibles complicaciones, no obstante, aún enucleando el globo afectado pueden aparecer metástasis más adelante (este dato es muy importante y el propietario debe conocerlo siempre!)

Si finalmente se decide la enucleación ocular se recomienda realizar análisis anatomopatológico y chequeos generales frecuentes con el fin de detectar posibles metástasis.

Todos los cambios de color en el iris deben ser consultados al oftalmólogo y éste le indicará cómo proceder ante el proceso observado (uveítis, melanoma, melanosis…).

Ante melanosis/ melanomas de iris los chequeos oculares frecuentes son necesarios siempre.

Las pequeñas pecas tal vez no sean importantes (suelen verse con relativa frecuencia en gatos ancianos) pero si éstas cambian de tamaño, forma o hacen masa pueden indicar otro proceso no tan benigno, en ese caso debe consultar con su oftalmólogo.

Visión Veterinaria
R.R. Udiz

QUERATOCONJUNTIVITIS EOSINOFÍLICA FELINA

La queratoconjuntivitis eosinofílica es una entidad típica del gato (también descrita en el caballo) cuya etiología no está totalmente definida, parece estar implicado el herpesvirus felino en un gran número de los animales estudiados.

Clínicamente se caracteriza por una o varias placas blanquecinas/ rosáceas sobre la córnea (queratitis) , en conjuntiva y/o membrana nictitante (conjuntivitis) o en ambas localizaciones a la vez (queratoconjuntivitis) y en casos más raros afección palpebral. Normalmente aparecen en primer lugar en las zonas laterales y pueden ser uni o bilaterales. En algunos casos estas placas pueden estar asociadas a ulceraciones corneales. Las lesiones pueden ser dolorosas y los animales pueden presentar blefarospasmo, lagrimeo y secreciones oculares.

El diagnóstico se realiza mediante la observación de las lesiones típicas y se confirma con una citología conjuntival.

El tratamiento de estos animales se puede hacer tópica, sistémica o mediante una combinación de ambos métodos teniendo que mantenerse durante largos periodos de tiempo e incluso, en algunos casos, de por vida. Las inyecciones subconjuntivales pueden utilizarse para reforzar el tratamiento en algunos casos. Las recidivas son frecuentes en esta enfermedad por lo que el tratamiento debe realizarse de forma constante y estar pendientes de aparición de nuevas lesiones.

Queratitis eosinofílica en un gato de 12 años diagnosticado de herpesvirus felino el día de la primera exploración oftalmológica. Se observan las placas blanquecinas/rosadas típicas en la córnea señaladas con las flechas rojas.

Mismo paciente tras 15 días de tratamiento. No se observan las placas blanquecinas en la córnea (señalada su posición anterior con las flechas rojas) y el animal no muestra signos de molestias oculares.

El diagnóstico y tratamiento precoz hace que el pronóstico en estos animales sea más favorable que en los casos más crónicos.

Visión Veterinaria
Raquel R. Udiz

"DESCANSAMOS" POR VACACIONES

Estimados lectores, durante los meses de verano no se publicarán nuevas entradas, retomaremos el blog tras el periodo estival.

Espero disculpen las molestias.

Raquel R. Udiz
Categorías:Uncategorized

TUMORES PALPEBRALES: QUIRÓFANO Y POSTQUIRÚRGICO

Una vez decidida la exéresis del tumor palpebral su mascota deberá pasar por quirófano y someterse a anestesia general, se recomienda realizar una evaluación preanestésica.
Una vez dormido se quitará el tumor causando una herida palpebral que deberá ser suturada y el borde del párpado (si éste está afectado) reconstruido, procurando dejar una apertura palpebral lo más similar posible a la del ojo contrario. Para ello, a veces, es necesario realizar plastias y cirugías reconstructivas complicadas, éste sería el caso de tumores grandes, con afecciones extensas.
Su mascota irá para casa con varios puntos de sutura que se quitarán en un tiempo (dependerá del tipo de herida, técnica…) desde los 10 a los 30 días (en determinados casos puede ser más tiempo, lo determinará su veterinario)
Para evitar autotraumatismos y que haya complicaciones deberá hacer uso de collar isabelino (salvo en el caso de los caballos donde puede hacerse uso de protectores especiales)
Las curas deben hacerse diariamente para eliminar detritus que puedan complicar la cicatrización y se deberá aplicar el tratamiento tópico prescrito. Así mismo, puede ser necesario el uso de antiinflamatorios y antibióticos orales.
Para las curas puede hacer uso de gasas y suero fisiológico. Nunca debe usar algodón y papel de baño ya que dejan muchas fibras que causan irritación. Hay que eliminar las legañas y costras adheridas a la herida con sumo cuidado para evitar sangrado o perder algún punto. Podemos ayudarnos de un buen chorro de suero.
En caso de caída de los puntos o autotraumatismos que causen apertura de la herida antes de tiempo deberá acudir a su veterinario ya que puede ser necesario reintervenir para evitar cicatrizaciones aberrantes y complicaciones postquirúrgicas.

Tumoración afectando al borde del párpado

El mismo caso con el tumor eliminado mediante cirugía

Raquel R. Udiz

Categorías:TUMORES PALPEBRALES

DESCOLGAMIENTO FACIAL EN PERROS DE OREJAS CAÍDAS (COCKER, BASSET…)

El descolgamiento facial en los perros con orejas péndulas tipo Cocker Spaniel o Basset suele acontecer en perros mayores, a partir de los 7 años de edad, aunque hay animales más jóvenes que padecen este problema.

El peso de las orejas y el exceso de piel hacen que la piel de la frente caiga hacia adelante causando triquiasis (pelos se dirigen hacia el interior el ojo), entropion (párpado hacia adentro) del párpado superior y ectropion (párpado hacia afuera) del párpado inferior o combinación de ambas patologías.

Este problema puede ser tan grave que afecte a la visión del animal (animales ciegos o con dificultades visuales) o problemas de córnea (ulceraciones, queratitis…) y conjuntiva (conjuntivitis frecuentes).

Para saber si los problemas oculares pueden ser debidos a un exceso de piel podemos coger un trozo de piel con una mano y tirar suavemente de él hacia atrás observando como se recolocan los párpados en su posición anatómica normal.

Cocker Spaniel Inglés con descolgamiento facial importante como causante de entropion superior, ectropion inferior e imposibilidad para la apertura palpebral bilateral. Obsérvese el cambio en la expresión facial traccionando suavemente de la piel de la nuca.

El tratamiento es quirúrgico, eliminando la piel sobrante. Teniendo en cuenta la causa del descolgamiento (exceso de piel y tipo de oreja) hay animales que recidivan con el paso del tiempo.

Raquel R Udiz

TUMORES PALPEBRALES

Conocemos como tumores palpebrales a todos aquellos sobrecrecimientos anómalos, benignos o no, que en este caso afectan al párpado.

Tumoración del párpado superior de un Labrador Retriever adulto

El párpado tiene un tamaño y forma determinada que permite que funcione adecuadamente protegiendo la superficie ocular (protección contra cuerpos extraños, distrubición de la película lagrimal, acción contra el desecamiento corneal…) para ello necesita estar liso en su borde interno (sin protuberancias, pelos, etc) y un asentamiento correcto sobre el ojo.
Cuando aparece un tumor palpebral las funciones palpebrales se modifican y comienzan los problemas (molestias, ulceraciones corneales, obstrucciones de las glándulas del borde del párpado, deformidades, etc…)

Tumoración del párpado superior de un Cocker Spaniel adulto.

El tratamiento de las tumoraciones palpebrales es quirúrgico y se recomienda realizar la cirugía en las fases iniciales, cuando el bulto es pequeño, ya que así evitaremos quitar mucho tejido y tener que hacer cirugías plásticas complicadas.

Se debe diferenciar entre tumoraciones y patologías palpebrales como chalazion y orzuelos. En muchas ocasiones ambas entidades andan juntas de la mano ya que una tumoración puede obstruir la glándula causando retención de material dentro de la misma (chalazion) o incluso infecciones (orzuelo). Muchas veces las tumoraciones son pequeñas y únicamente se ven con magnificación aunque si afectan la salida de una glándula veremos una inflamación de la misma.

Una vez extirpada la masa se recomienda realizar anatomía patológica para determinar la naturaleza de la tumoración (benigna o maligna) y establecer el tratamiento más adecuado. En gatos y caballos las masas palpebrales suelen tener más posibilidades de ser malignas que en perros, aunque depende de muchos factores.

Si su mascota tiene alguna masa en los párpados debe consultar a su veterinario. Si ésta es pequeña se recomienda su extirpación en esta fase inicial para evitar crecimientos, exéresis mayores y reconstrucciones complicadas más adelante.
Raquel R. Udiz
Categorías:TUMORES PALPEBRALES

ÚLCERA INDOLENTE

Se conoce como úlcera indolente a aquella úlcera corneal que es resistente a tratamiento y persiste en el tiempo aún en ausencia de factores perpetuantes (cilios, distriquiasis, entropion…)

También se la conoce como úlcera tórpida o úlcera del Bóxer (ya que es la raza donde aparece de forma más típica).

Este tipo de ulceración suele aparecer de forma unilateral y puede haberse iniciado por un traumatismo que afecta a la córnea, relacionado o no con problemas palpebrales. En este tipo de úlcera la cicatrización cuesta más de lo norma y lo hace de forma anómala, persitiendo la herida en la córnea.

Como hemos hablado en otras ocasiones, las ulceraciones corneales se diagnostican con el colirio de fluoresceína que teñirá la lesión de verde.

Aunque su nombre sea indolente no quiere decir que no duela, pero normalmente el blefarospasmo (ojo cerrado) en menos grave que en otro tipo de úlceras. La córnea dañada suele estar acompañada de edema y vascularización (sobre todo en casos que llevan mucho tiempo) y puede existir lagrimeo.

Imagen típica de úlcera indolente (edema, vascularización y fluoresceína positiva) en un paciente bóxer adulto remitido al Servicio de Oftalmología tras dos meses de evolución

Este tipo de úlceras requieren de tratamiento médico y maniobras complementarias para su curación, incluso de ayuda quirúrgica en casos muy resistentes.
El uso de cabezal es importante en este tipo de ulceraciones para evitar autotraumatismos.

Cuando una úlcera corneal superficial no sana en el tiempo hay que descartar problemas palpebrales u otras causas, una vez hecho esto, si la úlcera persiste, se considera que estamos ante una úlcera indolente y debemos tratarla como tal.

Ante este tipo de lesión corneal hay que tener paciencia ya que pueden persistir tiempo y requerir de varias técnicas complementarias.
Si una úlcera corneal superficial se mantiene más de una semana sin mejoría se recomienda realizar una exploración minuciosa del ojo y, si su veterinario lo cree pertinente, remitir a su mascota a un especialista en Oftalmología.

Raquel R. Udiz

Categorías:ÚLCERA INDOLENTE